domingo, 19 de enero de 2014

COMO SER MAS EFICACES Y EFICIENTES EN EL 2014

RADIO GALDAR : PENSANDO EN ALTO 
Empezamos este año abordando  en nuevos proyecto, pensamos en cómo lograrlo y como ser más eficiente y eficaces que en las etapas pasadas. Así que Pensando en Alto nos preguntamos ¿cómo ser más eficaces o eficientes? ¿Eficaces o/y eficiente? ¿Será lo mismo que ser más productivo?  ¿Qué es lo que define como una persona "productiva"? ¿Es la cantidad de la disciplina que uno tiene? ¿Es la velocidad con la que se trabaja? ¿la concentración en lo que se hace?
En fin, por partes. Lo primero que diferencia hay entre eficiente (Eficiencia) y eficaces (Eficacia), lo primero consultemos al diccionario, veamos:
Eficacia: (Del lat. efficacĭa).f. Capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera.
Eficiencia (Del lat. efficientĭa). f. Capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado.
Parece que seguimos algo confusos, lo único que la segunda parecer poner el acento más en los recursos. Es decir, la eficacia enfatiza en el logro de resultados a través del establecimiento de metas u  objetivos. La eficiencia se focaliza más en los medios o recursos utilizados para lograr esos resultados y en el ahorro. Un famoso teórico sobre dirección (management) Peter F. Drucker, afirmó en una ocasión que: “La eficacia es hacer las cosas correctas; la eficiencia es hacer las cosas bien, Pongamos un ejemplo:
Imaginemos que tomando la medicina X en unas semana nos cura determinada dolencia, y si tomamos la medicina Y en tres días estamos curados. Ambas medicinas son eficaces contra la dolencia a erradicar y lo correcto es tomar una medicina, aunque la medicina Y es más eficiente ya que “el ahorro de tiempo es mayor”.
Antes de que podamos hablar de lo que hace que una persona productiva, debemos primero definir lo que es la productividad. La noción común de la productividad es la capacidad para llevar a cabo una gran cantidad de trabajo en un corto espacio de tiempo.  Claro que no se trata de obsesionarnos por realizar múltiples tareas, sino por ser más organizados u ordenados, conceptos que van de la mano.  

Este año, al igual que muchos de vosotros, pretendo se más productiva por lo que voy a compartir mi experiencia a través de pensar en los hábitos que nos acercan a ser más productivos, eficaces y eficientes.

Lo primero es lo importante
Diariamente escribo una lista de cosas que hacer para el día. A continuación, intento evaluar cuales son las cosas más importantes de la lista, primero dando vueltas, y  a continuación la clasificación final revisando como hacer  el mejor uso de mi tiempo Esto me ayuda  ayuda a asegurarme de que estoy trabajando las  cosas más importantes para el día.
Para todo lo que estás haciendo ahora, pregúntese lo importante que es. ¿Esto nos llevará de más cerca de nuestro proyecto o sueños?¿Crea esto un impacto real en su vida en el largo plazo o corto plazo? ¿Es la mejor manera de de organizarte o  tienes otras tareas que requieren prioridad?  Si la respuesta es "sí" a todas las preguntas, mantenga esta tarea. Si no, quizás es el momento de deshacerse de ella. No tiene sentido hacer algo sin importancia! A veces la dificultad reside en como gestionamos el tiempo. Pero eso esa reflexión la dejaremos para otro día.

La vitamina de la productividad: el descanso
No creo ser productivo requiere que trabaje sin parar como si fuésemos un robot. Por el  contrario, eso l hace eso que las personas se vuelvan menos productiva.

El descanso es importante. No importa lo mucho que quiere trabajar, hay áreas de tu vida que el trabajo no puede cumplir, como el amor, la familia, la salud. Es por eso que nuestra vida la  compone de diferentes “áreas”, frente a sólo 1.  Es como si la vida fuera una, en la que cada  pata tiene una misma longitud, ocupa un espacio diferente y es insustituible para que cuándo te sientes no te caigas.  Tomarte tu  tiempo carga sus baterías para que pueda correr hacia adelante cuando regreses al trabajo.

¿En qué estamos? Céntrate, no te distraigas
Fíjate en las cosas que te distraen de tus tareas y  limitan tu  productividad.  Que puede ser desde  la música que escuchas cuando trabajas, tu equipo lento, las llamadas telefónicas no deseadas, las alertas de su bandeja de entrada de correo entrante, el Internet, WhatApp,  Facebook, Twitter, etc.  

¿Qué debe hacer entonces? Simplemente suprimirlas o cambiar el lugar. Por ejemplo,  para mi es el Internet mi gran distractor. Cuando estoy delante tengo la tendencia a hacer clic a varios  sitios. Reviso mi correo, después de lo cual se distraen por el correo nuevo de las cuentas que tengo. El correo llevaría a la labor de seguimiento y las respuestas, que toman tiempo. Por el momento he determinado leer en tres tiempos (al principio de la mañana, a media mañana y justo antes de cerrar el ordenador). Si no necesito Internet , desconecto el cable LAN de mi ordenador portátil y me muevo mi ordenador portátil a otro sitio.

Y no te olvides del teléfono y el tiempo que mal gastas en recibir y hacer llamadas, por lo que conviene que las planifiques evitando distracciones.

Observar. ¿Qué te está distrayendo? ¿Cómo se puede quitar? Experimenta y tratar de trabajar en diferentes lugares. Cambia tu entorno . Hacer retoques aquí y allá. Encuentra los distractores que merman tu productividad.

Haz un horario
Está más que demostrada la necesidad de trabajar de forma planificada, de manera constante y ajustándose a un horario  El trabajo eficaz para cualquier proyecto en nuestra vida es el que se hace de manera regular y continuada. Hay que tener en cuenta que las principales limitaciones de la eficacia son varias: La desorganización, la inconstancia, la superficialidad y como acabamos de ver la distracción.
El confeccionar un horario te ahorrará esfuerzo y tiempo: sin él perderás mucho tiempo indeciso/a en determinar qué vas a realizar, cuándo lo harás, qué material y / o recursos necesita y/o utilizarás, etc. Se trata de hacer cada cosa en su momento, con regularidad: clases, estudio privado, deporte, ocio.

Plazos
Este es un hábito fundamental de la productividad. Por  la ley de Parkinson , el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para su realización. Esto significa que si no se establece una línea de tiempo, usted puede tomar una eternidad para completar lo que estás haciendo. Si se establece una línea de tiempo de dos semanas, usted va a tomar dos semanas. Si establece una semana, usted tomará una semana. Y curiosamente, si se establece una hora, en realidad se puede completarlo en una hora también, si usted realmente quiere.

Ley de Parkinson: “La cantidad de tiempo que uno tiene que realizar una tarea es la cantidad de tiempo que se necesita para completar la tarea”

Por lo tanto, establecer líneas de tiempo. Cuando se establece plazos, se establece la intención de completar el trabajo en ese momento, por lo tanto, allanando el camino para que nuestros proyectos estén cada día más cerca.

Seguiremos pensando en alto para mejorar día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu partición.
En breve tendrás contestación